descenso-del-sellaEl Descenso Internacional del Sella se celebra el primer sábado de agosto posterior al día 2 de dicho mes entre Arriondas y Ribadesella, con un recorrido de 15 km a lo largo del río Sella.

La prueba está organizada por la Federación Española de Piragüismo y por delegación por el Comité Organizador del Descenso Internacional del Sella y por la Federación de Piragüismo del Principado de Asturias, y está declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional.

Un poco de historia

En 1929, Dionisio de la Huerta, el Dr. Benigno Morán y Manés Fernández realizaron una excursión por el río Piloña desde Coya hasta Infiesto recorriendo cinco kilómetros y empleando dos horas y media. Esta excursión de unos amigos fue el germen del actual Descenso del Sella y de la Fiesta de las Piraguas.

Los dos años siguientes se celebraron lo que más tarde serían las dos primeras ediciones de esta prueba en las que Dionisio de la Huerta, Manés Fernández y Alfonso Argüelles realizaron el descenso desde Coya hasta Arriondas en 1930 y hasta Ribadesella en 1931.

Al año siguiente, 1932, se fijaron la salida y meta definitivas en Arriondas y Ribadesella y se realizó la primera edición de carácter competitivo con trece palistas provenientes de Oviedo, Gijón, Infiesto y Ribadesella y teniendo el carácter de Descenso Provincial. En 1935 llegarían las primeras inscripciones de palistas no asturianos en el Descenso Nacional del Sella.

La Guerra Civil Española supuso un paréntesis entre 1936 y 1943 para la prueba, pero en 1951 se inscribirían ya los primeros participantes europeos en el ya Descenso Internacional provenientes de Italia y Portugal.

En el descenso de 1994 tomaron la salida más de 1.400 embarcaciones en las riberas del río en Arriondas en la que, hoy por hoy, es la cita más importante del piragüismo mundial.

La competencia

Los participantes pueden ser palistas españoles y extranjeros que estén en posesión de la licencia de competición del año en curso con un mínimo de antigüedad de 60 días.

sella-2La salida, se realiza a las 12, siendo la misma de «tipo Sella», es decir, con los participantes y sus embarcaciones fuera del agua en las posiciones asignadas. Las palas de los participantes quedan, entonces, bloqueadas dentro de una estructura metálica que las libera en el momento en que el semáforo cambie de rojo a verde, y tras los versos que compuso Dionisio de la Huerta:

Guarde el público silencio(bis)

y escuche nuestra palabra (bis)
De orden de Don Pelayo
después de medir las aguas,
presidiendo el dios Neptuno
los actos de esta olimpiada,
con las novias, los tritones,
el cañón, los centauros y Pialla,
nuevamente se autoriza, en Arriondas la salida,
y la meta Riosellana.
Y cuando demos los vivas
que el reglamento nos manda,
contesten todos a coro,
enronquezcan las gargantas,
que es fiesta de toda Asturias
la fiesta de las piraguas.
Mas si alguno tiene cerca,
una chavalina guapa,
que no la pierda de vista
ni deje de vigilarla;
y, si de veras le gusta,

comience ya a enamorarla,
porque es tradición que en Llovio,
al final de esta jornada,
cuando de las siete en punto
resuenen las campanadas,
a las mozas que lo quieran y se dejen,
Don Pelayo da permiso
para poder abrazarlas.
Y si luego, andando el tiempo,
vamos al cura y nos casa,
con los neños que tengamos
vendremos a las Piraguas
con los collares de flores
y las monteras terciadas,
que no hay fiesta más alegre,
ni más movida y galana,
ni con más bello paisaje,
ni esencia más asturiana.
Cantadlo con toda el alma,
que resuene en todo el valle,
¡Asturias Patria Querida!

el himno de las Piraguas.

La llegada está situada bajo el puente de Ribadesella (43°27′42″N 5°3′42″O), a 20 km de la salida y para cadetes, cdescenso-3entenarios (la condición de esta categoría es que la suma de las edades de los palistas de la embarcación supere los 100 años), mixtas y RR bajo el puente del ferrocarril de San Román (Llovio) (43°25′54″N 5°3′48″O) a unos 15 km de la salida. El cierre de control se realiza 30 min después de la llegada de la primera embarcación de cada categoría y clase.